Un papá primerizo cambia un pañal y su reacción es muy graciosa en vídeo.

img

Cuando se es papá primerizo, normalmente es todo un reto realizar los cuidados básicos de un bebé, en especial cuando en realidad nunca antes se había visto o realizado antes ninguna de ellas. Amos, comprobó lo difícil que le fue esto, cuando su esposa Emily, tuvo que ausentarse y Amos tuvo que cuidar del bebé por su propia cuenta, aunque todo iba bien en el transcurso del día, el verdadero reto inicio cuando llego el momento de cambiarle al bebé el pañal.

Comienzo

Es normal que, para un padre novato, cambiar un pañal sucio sea todo un reto, al no estar muy seguro de cómo se supone, que debe realizarse la tarea a la que este hombre se ve obligado enfrentar solo, al no estar su esposa presente en casa ayudándolo e indicarle, como hacer la labor correctamente, ya que a pesar de que él crea que puede hacerlo, se verá con un duro por venir.

Amos comienza la labor sacando un pañal limpio, antes de ir a por todo con el trabajo verdaderamente importante, él no sentía para nada ningún tipo de nervios ni tampoco se sentía presionado, pero todo cambio cuando vio por primera vez, el pañal sucio del bebé en su máximo esplendor.

Amos toma su tiempo para desplegar las alas y preparar el pañal nuevo, para el bebé, aunque trata de mantenerse serio y sereno, se puede denotar que en cierto punto está algo preocupado por lo que viene a continuación.

Amos limpia al bebé

Amos toma las toallitas para limpiar a su bebé, pero al ver el pañal sucio no puede evitar sentir mucho asco, dándoles arcadas muy seguidas como si fuera a vomitar y repetidamente decir una expresión de desagrado y asombro. Sin importar que, este padre trata de recomponerse y soportar la difícil situación, y una de sus tácticas es relajar su mente tarareando y bailando mientras está limpiando el trasero de su bebé.

Aunque todo parecer ir bien, Amos se rompe otra vez y comienza a tener arcadas mientras trata de hacer todo lo posible de limpiar el pañal de su hijo. Apartando la cara y alejándose constantemente para tomar aire.

Este padre tuvo que usar más de dos toallitas para limpiar a su bebé, por lo que cada toallita que uso significaba otro reto que debía de enfrentar, donde este pobre hombre no dejaba de sentir grandes deseos de vomitar y abandonar la tarea. Pues como se puede observar, él tiene realmente una nariz muy sensible, y un estomago muy frágil.

Aquí esta el vídeo para que lo puedas ver:

https://www.facebook.com/amos.moses.5/videos/1544894325594779/

Casi al final de la meta

La difícil tarea para Amos, finalmente termina con el uso de la última toallita, que necesitaba para limpiar correctamente al bebé, su cara de felicidad y paz se puede apreciar luego de que toma el nuevo pañal y se lo coloca al bebé.

Aunque no lo creas, Amos tuvo una difícil tarea que realizar, pues ser papá primerizo puede ser un mundo lleno de nuevas experiencias y descubrimientos un tanto desagradables, pero muy divertidas al observar a otros realizar esas labores, pues no podemos dejar de divertimos con la situación tan caótica de Amos, donde incluso en el mismo video y para darse ánimos, Amos empieza a darse palabras de aliento durante todo el proceso.

This div height required for enabling the sticky sidebar
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap