Que sucede si se acerca el momento del parto y el bebé aún no ha encajado?

img

Así como todos los embarazos y partos son diferentes, así mismo es el encajamiento de cada bebé.

No tienes que preocuparte si ya se acerca el parto y tu bebé aún no se ha encajado. Hay mujeres que entran en trabajo de parto y su bebé aún no ha encajado, pero no debes alarmarte, ya que las contracciones lo empujarán hacia abajo.

¿En qué semana suelen encajarse los bebés? En la mayoría de los casos, los bebés en gestación se colocan cabeza abajo desde la semana 32 del embarazo (en las que ya han tenido hijos puede ocurrir algunas semanas después) y permanecen en esa postura hasta el parto.

Es así porque la cabeza es la parte de su cuerpo que más pesa y porque el útero adquiere forma de pera, con la zona más estrecha abajo, por lo que el niño está más cómodo con el culete y las piernas, su parte más ancha, en la zona superior (estar cabeza abajo no les marea ni les supone ningún problema).

 

Pero puede que tú pases de esta fecha y tu bebé continúe sentadito en el útero o atravesado. El tocoginecólogo podrá detectarlo mediante el tacto (maniobras de Leopold) y lo confirmará con la ecografía.

Y si al acercarse la fecha prevista para el parto considera que no podrá nacer vaginalmente, programará una cesárea. Sin embargo, hay cosas que puedes hacer antes para intentar que se gire y se coloque cabeza abajo.

Cuando el bebé se encaja puede hacerlo de diferentes maneras, puede encajar su cabeza o su traserito si es que viene de nalgas etc.

¿Qué sentiré cuando el bebé se de vuelta hacia abajo y se encaje en la pelvis?

Con el encajamiento del bebé se te hará más fácil respirar, pero sentirás más ganas de orinar frecuentemente, ya que tu pequeño está haciendo mucha presión en tu vejiga.

¿Cuáles factores pueden influir en el encajamiento del bebé?

Algunas de las cosas que pueden afectar el encajamiento del bebé son las siguientes:
La posición de la placenta. La forma de tu pelvis.

Si el bebé aún tiene mucho espacio para moverse, puede colocarse en (posición transversal), haciendo más difícil el encajamiento. En está situación es muy poco probable que se llegue a encajar.

¿Cómo saber si el bebé ha encajado?

Si no has notado ningún cambio en tu cuerpo que te haga sentir que el bebé ha encajado, puedes preguntarle a tu ginecólogo. Con un simple análisis de tacto él o ella podrán decirte si el bebé está encajado y cuanto a bajado hacia el canal del parto.

Ya para terminar queremos recordarte nuevamente que cada mujer, cada embarazo y cada cuerpo es diferente. No te preocupes tanto si a las 39 o 40 semanas el bebé aún no se ha encajado o no está en la posición normal de parto.

Muchos bebés si son pequeños y no pesan mucho aún se mueven y se dan vuelta con facilidad dentro del útero y más si hay suficiente líquido amniótico.

Tu bebé puede encajarse y acomodarse el mismo día de parto cuando comiencen las contracciones.

Recuerda: consulta a tu médico.

This div height required for enabling the sticky sidebar
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap