Los hijos heredan más la genética de la abuela materna

Los bebés tienden a heredar más la carga genética de la abuela materna. A través de ella se pueden trasmitir aspectos físicos, gestos, forma de ser, gustos, temperamento, etc.

Los niños heredan más la genética de las abuelas maternas
La vida de los niños suelen estar más enriquecida cuando se encuentran cerca de los abuelos. Sean paternos o maternos, los abuelos son quienes se encargan de dar las risas, quienes se encargan de contar historias maravillas y quienes brindan todo su amor. Los abuelos son la representación humana de la sabiduría y la seriedad, así como también se encuentran relacionados con los buenos momentos y con la alegría.

La presencia de los abuelos puede llegar a marcar la vida del niño de forma positiva o negativa, pero esto no es algo que sólo ocurre en las experiencias o vivencias de pequeño. Expertos han explicados que quienes tienen más influencias en los pequeños son las abuelas maternas.

Los niños suelen tener en la carga genética la herencia de la abuela maternas, la cual es la encargada de trasmitir varias características como lo son; los aspectos físicos, los gestos, gusto, temperamento, etc. Lo más probable es que la influencia no se encuentre relacionada con un punto de vista físico, pero si se puede comprobar que la herencia se encuentra presente.

¿Por qué sucede esta trasmisión de herencia?
Según se ha logrado explicar, cuando las madres se encuentran embarazadas, el feto ya ha formado los ovocitos y de ellos, saldrán miles de óvulos que tendrá la persona durante lo que durará de vida. Uno de los óvulos, será el bebé que va a nacer. Por lo que se sabe, este es el óvulo que portará la herencia genética de la abuela.

Además, también se ha logrado comprobar que los bebés no sólo portarán el ADN de las abuelas, sino que también podrá portar enfermedades hereditarias, y otros aspectos que son muy característicos de las abuelas maternas, al mismo tiempo, se conoce que puede a llegar a revivir las experiencias que tuvo la madre mientras se encontraba embarazada del pequeño. Es decir, para que se entienda mejor, las emociones que desarrollo la madre durante los nueve meses de embarazo se encontrarán muy relacionadas con el hijo.

¿Por qué se escoge a la madre y no al padre?
La trasmisión de debe a que son los óvulos los que se encuentran encargados de portar toda la información genética que tendrá el bebé, como también la información mitocondrial; este proceso no lo hace ningún espermatozoide. Como es la información que sólo puede ser heredada por la madre y la abuela, hay más posibilidades de que el bebé mantenga un gran vínculo con las abuelas maternas.

Son las abuelas maternas quienes mantienen vínculos más estrechos con los nietos, ya que la vida del pequeño se encuentra la mayor parte influenciada por estas maravillosas mujeres. Y no solo a nivel genético, sino que también a nivel emocional, porque el amor que trasmiten las abuelas es igual de puro al que trasmiten las madres.