Las primeras horas después del parto para la madre

Las madres suelen experimentar muchas sensaciones durante las primeras 24 horas después de haber dado a luz; tranquilidad, cansancio, dudas, cambios físicos; todo esto se ve influenciado por la hormona y siempre es muy importante tenerlo en cuenta.

¿Cómo son las primeras 24 horas después de dar a luz para la madre?

Después del duro esfuerzo del parto comienza la calma y no es solo un decir; el cuerpo comienza a reaccionar debido a unos patrones que son comunes para todas las mujeres, y los profesionales son los encargados de seguirlos al pie de la letra durante el transcurso de las primeras 24 horas para el proceso sea más fácil. Se puede encontrar mucha información sobre los cambios que comenzará a experimentar el organismo durante los nueve meses, pero ¿qué sucede realmente cuando llega el bebé?

Mvd6149205

“Después del parto el cuerpo comienza a experimentar muchos cambios” así lo explican varios expertos de la salud. Las primeras dos horas del parto, antes de que se trasladen a la madre y al bebé a la habitación, se deben de seguir un protocolo, sobre todo por motivos sanitarios.

Los riegos que se suelen tener en cuenta durante estas horas son el sangrado posparto, por lo que es muy importante que la madre después del parto esté bajo observación.

El protocolo para este tipo de temas siempre depende mucho de los hospitales, en su mayoría se encuentran relacionados y funcionan correctamente. Por otro lado, se debe de respetar la emoción que tiene el niño al ver por primera vez a su madre, conexión que ocurre en las dos primeras horas del parto.

Es muy importante que durante las primeras horas el bebé nunca se separe de la madre, y que se encuentre en un ambiente tranquilo y con poca luz. Es durante este proceso donde el bebé y la madre se comienzan a conectar emocionalmente. El posparto, siempre está vinculado a las emociones sea tanto con el bebé o con la pareja. “El proceso psicológico siempre está vinculado con los padres, porque es durante estas horas donde el padre se da cuenta que es papá, y que tiene que estar pendiente de su mujer, estar con ella y con el bebé”, explican.

Es un momento muy importante, donde se desarrolla el sentido de la protección. Es recomendable los padres, que siempre se encuentren al pendiente de su familia antes, durante y después del parto, debe de dejar todo de lado para concentrarse en el nuevo miembro y en su mujer. Puede sonar algo difícil, sobre todo, en el momento en que se traslada al bebé y a la madre a la habitación, porque es cuando se rompe el vínculo que se ha creado entre los tres.

Estas situaciones no pueden evitarse, por lo que, es muy importante siempre tener en cuenta el contacto en la piel tanto con el bebé como con la madre, las visitas no deben de acercarse al pequeño, y siempre ha de ser el padre quien se encargue de las guardias cuando la madre esté ocupada.