Las niñas pueden tener un periodo menstrual cuando acaban de nacer

img

Durante el parto suele presentarse eventualidades muy particulares con los bebés recién nacidos, muchas veces estos bebés nacen con características fisiológicas muy particulares que son extraordinarias y que a más de un especialista de salud le asombra, una de estas particularidades es que a veces las bebés pueden presentar una especie de periodo menstrual a plena salida del canal de parto.

Muchas veces este hecho es motivo de bastante preocupación, pero, aunque no lo podemos creer, este hecho es relativamente muy frecuente en las salas de parto con cada uno de los recién nacidos hembras que nace, estudios y muchos médicos aseguran que la presencia de un periodo menstrual en una niña que acaba de nacer puede ser normal, los especialistas aseguran que algunas niñas al nacer pueden presentar una especie de una pequeña regla durante sus primeros días de vida.

¿Qué significa que una bebé al nacer presente una pequeña regla en sus primeros días de vida?

Primeramente, nos podemos asustar si ve sangre en el pañal de una bebé con pocos días de nacida o en su primer día de vida, por eso conveniente tener conocimiento en que las niñas pueden desarrollar leves sangrados vaginales, estos pueden durar aproximadamente un día o dos días. El sangrado prematuro menstrual en las recién nacidas es un fenómeno normal, el cual en términos médicos no presenta ningún tipo de significado patológico.

El sangrado prematuro menstrual en las recién nacidas, se le atribuye o se le conoce como el término de “mínima pubertad precoz de Jaquet“, este hecho ocurre en las recién nacidas debido a una alteración no patológica en el mecanismo fisiológico de la liberación y control de hormonas, haciendo más énfasis en el estrógeno, en pocas palabras este fenómeno ocurre por la transferencia de estrógenos propios de la madre a la recién nacida.

Los elevados niveles de esta hormona conocida como el estrógeno (esta es una hormona sexual femenina) es la que se encarga de causar el ensanchamiento propio del útero del bebé, el cual provoca una leve pérdida de sangre. Debido a esto la bebé desarrolla altos niveles de estrógenos, por lo que se pueden inspeccionar una hinchazón de las mamas y de sus pezones, incluso a las bebés se le puede presentar secreción de leche, esta secreción es llamada en la antigüedad como “leche de brujas”.

Médicamente hablando este tipo de evento prematura en recién nacidas se lo conoce como ingurgitación mamaria (liberación de leche o secreción mamaria), debido a la liberación de periodo menstrual por el canal vaginal, esto se evidencia de manera muy escasa. En el caso de que ocurriera que una beba este liberando este tipo de secreción sobre la mama, estaría totalmente contraindicado exprimir sus mamas, ya que es algo de tipo transitorio que ocurre en ella, y culmina hasta que sus hormonas logren recuperar los niveles normales dela mismas.

Aunque es bueno tener conocimiento de los fenómenos normales, de igual si se presenta en una bebé recién nacida preocuparía mucho y más al padre, por lo que es aconsejable que consulté siempre con su pediatra para poder descartar otro tipo de patologías o problemas.

This div height required for enabling the sticky sidebar
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap