La ciática en el embarazo causas y formas de aliviar el dolor

img

La ciática es un tipo de dolencia que suele presentarse durante las etapas de embarazo, donde el dolor puede manifestarse en las partes inferiores de la espalda, a los costados de la misma y en la parte central de los glúteos. Cuando se presenta de forma leve, el dolor de la ciática se establece en un solo punto. Sin embargo, en las etapas más graves, el dolor puede expandirse por toda la pierna, llegando inclusive a afectar el pie, el talón y la corva de la rodilla. Este dolor es capaz de expandirse debido a que afecta a todo el nervio ciático, el cual se extiende por la zona de la pierna y la región lumbar.

¿Cómo saber si poseemos la ciática?

Existen diferentes factores que nos pueden ayudar a determinar si poseemos la ciática:

Dolor en la pierna.

Afecta a una de las piernas y se expresa a través de un dolor que se extiende por la misma. El nervio ciático se extiende a través de la espina dorsal hasta los pies, este al ser apretado o pellizcado produce este tipo de dolores y sensaciones que pueden variar desde sensibilidad, dolor intenso, hormigueo en la pierna y debilidad en la misma.

Cabe resaltar que el dolor solo o sensaciones solo se encuentran presentes en una pierna, si se detecta la presencia del mismo en las dos es necesario que se busque atención médica lo más rápido posible. La presencia de debilidad en la pierna afectada también representa un percance inusual por lo que la atención médica es prioridad.

Pruebas para detectar la ciática.

Es posible realizar distintas pruebas con la intención de detectar la ciática en el cuerpo, estas pruebas pueden ser realizadas en cualquier momento y no es necesario el uso de ningún instrumento específico.

  1. Para la primera prueba solo debemos hacer los siguiente:
  • Debemos pulsar con el pulgar los músculos que se encuentran en la parte baja de la espalda, empujando con fuerza.
  • Es necesario que mientras hagamos esto intentemos buscar puntos específicos que al tocarlos se produzca algún tipo de dolor.
  • Si encontramos uno de estos puntos, lo presionaremos con el pulgar. Si el dolor que se produce por esto se extiende hasta la zona de los pies, existe una gran probabilidad de que se esté sufriendo de ciática.

Para la segunda prueba es necesario hacer lo siguiente: La persona que realice la prueba deberá acostarse con los pies estirados. Luego con la ayuda de alguien más, deberá levantar la pierna (la cual debe estar completamente extendida) en un ángulo cercano a los 30 o 70 grados. Si al momento de levantar la pierna la persona siente un dolor que se extiende por toda la misma, en la zona anterior a la rodilla y en los pies, es un indicativo de que tiene la ciática.

Lo más recomendable antes de hacer estas pruebas por cuenta propia es acudir con un especialista y que sea el mismo que haga la prueba, de manera que no exista ningún tipo de dudas al respecto.

This div height required for enabling the sticky sidebar
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap