El mal humor en niños es signo de inteligencia

img

Ciertos niños suelen reaccionar de manera negativa ante diferentes acciones que le piden sus padres, estos tienden a pasar la mayor parte de los días molestos y se enfadan ante cualquier situación que no les sea de su agrado.

Los niños pequeños son seres que presentan problemas al momento de controlar sus emociones, llegando a presentar problemas de carácter ya que se enfadan con cualquier persona que sientan que la está “molestando”, bien sea sus padres o alguien más.

El mal humor revela una gran inteligencia

A pesar de que este es un comportamiento negativo que debe de tener su adecuado castigo, es necesario observar algo más que se encuentra detrás de todo ese enfado, el cual es una inteligencia más grande y un mejor razonamiento, como lo revela la Universidad de Nueva Gales del Sur en una de sus nuevas investigaciones.

La investigación desarrollada por esta universidad nos indica que los pequeños que posean un mal humor son propensos a pensar de una manera más objetiva y clara, caso contrario que sucede con aquellas personas que presentan un exceso de optimismo.

Los experimentos realizados por el profesor de psicología Joseph Forgas pudieron demostrar que aquellos participantes sometidos a evocar recuerdos positivos y negativos presentaban un carácter molesto o se encontraban enfadados, poseían mayores niveles de concentración y eran propensos a experimentar menos errores al realizar actividades. Además de esto presentaban una capacidad mayor para fijar los acontecimientos de su vida.

De la misma manera, los participantes que se enfadaban podían realizar una mejor toma de decisiones, mostraban un carácter menos crédulo y se enfrentaban ante situaciones complicada de manera más eficiente y atrevidas en comparación a aquellas personas que controlaban sus emociones y desarrollaban un carácter demasiado optimista.

Este experimento permite demostrar que la presencia de un mal humor significa una mejor memoria y una velocidad de procesamiento, análisis y toma de decisiones más efectiva y objetiva. Aquellas personas que se enfadan con facilidad pueden realizar estrategias de procesamiento de información de una manera más fácil y objetiva.

¿Cómo podemos controlar el mal humor de los pequeños sin mermar su inteligencia?

A pesar de que el mal humor puede permitir a los niños desarrollar de mejor manera las habilidades cognitivas, esto puede convertirse en una espada de doble filo; esto se debe a que los niños que poseen un mal genio suelen tener un menor autocontrol, lo cual deriva en un menor desarrollo de estrategias para resolver discusiones y por ende, tienen menos amistades.

Si dejamos que esto continúe, los niños pueden presentar un trastorno de conducta disocial, el cual no solamente puede llegar a afectar al niño sino a todas las personas que lo rodean.

Para poder reducir esto, es necesario que se le enseñe al niño a controlar sus reacciones desde muy chico; es importante que este aprenda a expresarse mediante el uso de palabras y que no utilice golpes o gritos para ello, de la misma manera, debe aprender a evitar a las personas o situaciones que lo coloquen de mal humor.

This div height required for enabling the sticky sidebar
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap