Cuidados a tener cuando estás en la lactancia

En el momento que una mujer queda embarazada, el cuerpo empieza a tener algunos cambios para prepararse para la lactancia. Los pechos suelen tener cambios, esto son los primeros síntomas de que una mujer está embarazada, durante el periodo de gestación, la madre puede iniciar sus respectivos cuidados, donde debe hidratar la zona con algunas cremas.

De esa manera la madre les dará a sus pechos esa elasticidad que necesitará a medida que su tamaño vaya en aumento y por tanto evitará las estrías. Es importante que evite los jabones y cremas en la zona de los pezones, ya que puede conducir a la irritabilidad. Es importante que la madre en ocasiones lleve algo de sol y aire, esto ayudara a la prevención para las grietas.

Madre cuida tus pezones

Cuando la madre inicia la lactancia materna de manera normal, siente como los pezones les duelen y lo siente tensos. Esto suele pasarla a casi todas las mujeres. Si el dolor aumento con progresividad, y empiezas a sentir quemazón, es importante que consulte con tu ginecóloga, es posible que estés cursando con una infección donde requerirá de tratamiento.

El pezón suele ser una zona donde tienes que cuidar más. Un cuidado positivo será humedecer la zona con tu propia leche inmediatamente le hayas dado de comer a tu bebé y luego dejarlo al aire libre. La leche materna contiene muchas propiedades que sirve para combatir aquellas infecciones además de antiinflamatorias, también ayudara a la prevención de las grietas.

También puede evitar esas lesiones por medio de separar a tu bebé del pezón cuando ya le hayas dado de comer, para esto debes meter el dedo meñique en la boquita del pequeño de manera muy suave, en la región mandibular, luego esperara que succione para entonces separarlo del pecho.

Algunos consejos para la madre

La higiene debe ser lo más primordial, es importante que te des una ducha por día como mínimo, el pezón debe ser lavado con precaución, ya que si lo lavas a menudo, puede empeorar las grietas. No es necesario que lavas tu pecho cuando tu bebé haya comido, pero si es importante que laves tus manos antes y después con la finalidad de prevenir posibles infecciones.

Cuando tengas perdidas de leche, es importante utilizar los discos absorbentes, debes observarlos muy bien a la hora de comprarlos, que sean de un material transpirable y es recomendable cambiarlos con cierta frecuencia, también es recomendable el uso de sostenes que no contengan aros, ya que esto puede llevar a la producción de congestiones.

Debes llevar consigo un par de toallas para que los sostenes no te aprieten. En la actualidad existen variedades de sostenes en el mercado que son usados para la lactancia, unos de los mejores serán los de tejidos naturales. Se deben lavar con detergentes que no te vayan a irritar la piel.

También los masajes serán una buena opción y ayudarán mucho a prevenir la congestión. Para esto será necesario presionar el pecho con las puntillas de los dedos, no muy dura para que no te lastimes. El movimiento debe ser de arriba para abajo cubriendo la areola, esto ayudara a que la leche fluya mejor.