Cuando se considera un embarazo de alto riesgo

img

Un embarazo de alto riesgo, es un estado donde tanto la madre como el bebé presentan alguna alteración que podría poner en completo peligro su salud y sus vidas. El desarrollo de este estado en ocasiones pude ser reversible, sin embargo, de ello depende la intervención médica para un completo control de la situación.

¿Cómo se puede originar un embarazo de alto riesgo?

Un embarazo tan peligroso, normalmente se puede dar por factores que van más allá del control de la madre o incluso por acciones que la misma madre comete de manera deliberada, es decir, por el consumo de ciertas sustancias o el descuido que le ponga a su embarazo. De igual manera, a veces los riesgos son ocasionados por factores que van más allá del control de una madre, como es el caso de:

  • La anemia.
  • La presión arterial alta.
  • La diabetes.
  • La hepatitis.
  • La obesidad.
  • Los aditivos (alcohol, drogadicción, cigarrillo)
  • La toxoplasmosis.
  • Los Embarazos múltiples.
  • El Sida.
  • Embarazo prematuro.
  • Preclamsia.

¿Cómo se detecta?

Los embarazos siempre deben tener un control muy estricto para asegurarse que el bebé y la madre están en completa salud, ya que, en muchas ocasiones, los embarazos de alto riesgo pasaran desapercibidos cuando los primeros síntomas se generan en el primer mes del embarazo.

En primera instancia para detectar alguna anormalidad que ocurre en el embarazo, se debe acudir a todas las revisiones médicas, en especial a la primera revisión, con el fin de que las pruebas detecten, si hay algún riego o no, y se pueda comprobar que la salud de la madre y del bebé está bien por ahora.

Un embarazo de alto riesgo también se puede diagnosticar si un problema de salud puede aparecer de manera radical, ya sean hemorragias, una presión arterial muy alta, dolor abdominal persistente, diabetes e hipertensión.

Análisis necesarios.

Ahora que ya sabes cómo se detecta un embarazo de alto riesgo, será fundamental que ahora conozcas cuales son los análisis necesarios para poder asegurarnos y especificar el tipo de embarazo que se tiene, además de comprobar si existe algún riesgo través de estas pruebas.

  1. Análisis de sangre: Esta se toma con el fin de hallar algún factor RH en el grupo sanguíneo de la madre. Y con el fin de conocer el estado del sistema y verificar si los anticuerpos están funcionando como deberían.
  2. Orina: Este examen se realiza para conocer la cantidad de glucosa y de las proteínas, y así verificar si la paciente ha desarrollado diabetes.
  3. Ultrasonido: Este es un examen que debe realizarse casi siempre, es muy importante hacerlo si se quiere conocer el estado en que se encuentra el bebé. Es por ello, que mediante las ondas sonoras se va a observar su estado, además de verificar si la evolución que el feto presenta dentro del útero, es normal o no.

¿Cómo evitar un embarazo de alto riesgo?

Es necesario que la madre como persona responsable de su vida y la del bebé, siga todos los consejos médicos otorgados por el doctor. Que tome conciencia sobre sus cuidados y se dirija a todas las revisiones y citas médicas. Igualmente para mantener su buena salud y evitar embazaros peligrosos, se recomienda que la madre siga unos ciertos patrones de conducta:

  • Consume alimentos saludables.
  • Lleva un control prenatal.
  • Embarázate en el momento indicado.
  • Espera entre cada concepción.
  • No consumas aditivos.
  • No eleves tus niveles de ansiedad y estrés.
  • Cuida tu embarazo.
This div height required for enabling the sticky sidebar
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap