Cosas que no debes hacer en los primeros meses de embarazo

El embarazo cuando esperas a tu bebé es considerado por las mujeres, una de las mejores noticias que pueden recibir; porque se trata de que a partir de este momento, su vida dará un cambio muy drástico y pasará a formar una familia, no sin antes prepararse para vivir toda la experiencia que conlleva el embarazo.

Muchos son los cambios que se viven en el cuerpo, sobre todo esta serie de cambios se experimentan durante los primeros tres meses de gestación, por lo que es normal que te sientas insegura con lo que pueda pasar, pero solamente es cuestión de que se tome en cuenta aquellas cosas que no debes hacer en los primeros meses y así te asegurarás de que tu embarazo salga como debería, dando a luz a un niño sano.

Cosas que no debes hacer durante tu embarazo

Los primeros treinta días de embarazo pueden pasar sin ningún tipo de complicaciones, porque durante este tiempo el cuerpo no presenta algún cambio, sino que empiezan a manifestarse a partir del segundo mes de gestación.

En este artículo te vamos a mostrar una serie de precauciones y cuidados que debes llevar a cabo para evitar los riesgos que se pueden padecer durante el embarazo, además de que así, podrás disfrutar de forma más tranquila y vivir un embarazo feliz.

Comer doble

Este es uno de los errores más comunes que cometen las mujeres durante su embarazo, sabiendo que es imprescindible seguir una dieta balanceada para que el bebé crezca de manera saludable,

Las embarazadas NO deben de comer una doble ración de comida, si bien es cierto que requieren por lo menos 450 calorías extras diarias, aunque eso dependerá de la dieta que especifique el doctor de cabecera. La idea no es que se consuma una doble cantidad de comida si no que puedas medir y ser más cuidadoso con la comida que comes.

Manteniendo una alimentación de verduras, vegetales, frutas, frijoles, salmón yogures y demás comidas nutritivas.

No cuidar su aumento de peso

El aumento de peso es algo progresivo en el embarazo, mas eso no quiere decir que te debas exceder de lo recomendado, por eso las mujeres deben llevar un seguimiento para ver cuantos kilos han aumentado y si lo hacen a un ritmo apropiado.

El no cuidar el aumento de peso durante el embarazo puede acarear problemas como la diabetes gestacional o trombo embolismo, además de problemas vasculares.

Consumir demasiada cafeína

La cafeína como tal no produce ningún daño en el cuerpo, pero durante la época de gestación, puede atravesar la placenta, ocasionando que llegue a tener contacto con el bebé, que tarda mucho en procesarla pues su cuerpo está en desarrollo.

Tomar duchas con agua caliente

Las duchas con agua caliente pueden parecer algo muy relajante, pero las mujeres embarazadas no deben tomarlas porque pueden poner en riesgo el bebé que se está formando dentro de ellas, las altas temperaturas pueden causar abortos espontaneo.

No dormir temprano

Aunque puedas estar muy cansada por el embarazo, no se recomienda dormirse a cualquier hora, sino tener un horario preestablecido para que se puedan reponer las energías y logres descansar lo que tu cuerpo necesita.