Cómo detener la caída del cabello durante la etapa de la lactancia

Luego del nacimiento del bebé es normal que la madre note una considerable pérdida del cabello, luego de peinarse o verlos en la ducha o en la almohada, pero no hay motivos para alarmarse, es completamente normal y forma parte del proceso de cambios hormonales que ha experimentado desde el comienzo de su embarazo y existen varias opciones para detener la caída del cabello.

Causas de la caída del cabello post parto

Las hormonas son las principales responsables en los cambios físicos, biológicos y anímicos durante los meses después del embarazo, y entre ellos se destacan los que afectan el cabello, pues sufre una variedad de cambios por el aumento de elementos sebáceos, en el cuero cabelludo como consecuencia de las hormonas placentarias.

Además los cambios en el cabello dependerán en gran medida del tipo de cabello que tenga la mujer, por eso notamos que muchas tienen un cabello frondoso y bello, y otras lucen una melena débil, sin brillo y fácilmente quebradiza.

Las hormonas placentarias también influyen en la cantidad de cabello que ha de caerse durante y después del embarazo, ya que la producción de los estrógenos puede mantener las hebras de cabello en una constante etapa de crecimiento.

Durante el embarazo la mujer no pierde casi nada de cabello, gracias a los cambios hormonales, y lo normal para una mujer que no esté embarazada es que caigan entre 50 y 100 hebras al día por renovación celular, pero al tercer mes después del parto, la madre puede llegar a perder todo el cabello que no había mudado durante la gestación, por eso puede ser tan sorprendente y preocupante.

Amamantar a tu bebe no es lo que causa la caída del cabello, esto es un mito y no debes sucumbir ante estas ideas e impedir que tu pequeño disfrute de esos momentos únicos e íntimos contigo. Aunque no le des pecho a tu bebé, el cabello continuara cayendo, es un proceso que debe continuar para que se regenere tu cabello.

Como fortalecer el cabello para disminuir su caída después del embarazo

Es importante que tengas una buena alimentación rica en vitaminas y minerales que puedan fortalecerlo y darle un aspecto más saludable. Frutas, verduras, vegetales, legumbres y fibras naturales darán fuerza a tu cuero cabelludo y además te mantendrán en excelentes condiciones y a tu bebé asegurando un buen medio para detener la caída del cabello.

Los alimentos que contengan vitamina B son excelentes, como el pescado, la avena, los aguacates y la soja; los ácidos grasos del Omega 3 que contienen las nueces y los minerales como el zinc, el yodo, calcio y el hierro los podrás consumir a través de la carne, la calabaza, las espinacas, los garbanzos y el maní.

Si deseas reforzar estos atributos de estas vitaminas y minerales, puedes optar por los complementos nutricionales junto a lociones, máscaras y champús para detener la caída del cabello.

Lo que debes evitar a toda costa son los tratamientos agresivos en tu cabello, como el uso desmedido de las planchas alisadoras, el secador de cabello, tintes y permanentes que debiliten el cuero cabelludo y deshidraten las hebras que lo conforman.