Comer queso en el embarazo es peligroso para el bebé.

El comer queso durante en el embarazo es uno de los tipos de alimentos que toda madre en espera debe tener mucho cuidado, se puede llegar a pensar ¿por qué se tener cuidado comer queso en el embarazo? Y ¿más por qué se debe tener cuidado con el parmesano? Primeramente es importante destacar que existe una enfermedad que es producida por la presencia de una bacteria, esta bacteria es conocida como listeria monocytogenes que está presente en el queso y otros alimentos. Los síntomas que conllevan las personas que adquieren esta bacteria pueden asemejarse a una simple gripe, con resfriado y malestar general.

Los síntomas que produce la bacteria listeria monocytogenes no siempre están asociados a una simple gripe, sino que pueden a llegar a empeorar convirtiéndose en meningitis y a infecciones generalizadas muy graves las cuales pueden conllevar a la muerte, la enfermedad que provoca esta bacteria se llama listeriosis.

¿Por qué no debo comer queso parmesano en el embarazo?

Uno de las medidas profilácticas o preventivas que todo medico u obstetra es la prevención, este es uno de los mejores trabajos que puede hacer un médico, lo ideal en una embarazada es prevenir cualquier cosa que pueda afectar a la salud de la misma o del bebé. Es por ello que una de las contraindicaciones es evitar ingerir queso durante el embarazo, precisamente esto es para evitar a cualquier manera el contagio de la listeriosis.

La ingesta de quesos no pasteurizados especialmente como los quesos blandos, son los que más se evita o recomienda a las mujeres embarazadas a ingerir, esto se debe a que estos tipos de quesos son los que destacan más la posibilidad de ser fabricados sin un proceso de pasteurización adecuado, y en medio de su proceso de fabricación el queso blando es elaborado con grandes cantidades de agua lo cual representa uno de los canales para poder contraer la bacteria de las listeriosis.

El comer queso parmesano es uno de los quesos que son hechos con leche cruda, es decir leche sin pasteurizar, pero esta leche esta curada, por lo que a veces se puede levantar cierta discrepancia acerca de su consumo, su elaboración no se requiere de tanta cantidades de agua, por lo que la abundancia de bacterias es remota y por lo tanto la probabilidad de adquirir una es baja. Lo que se debe observar es que el queso no tenga presencia de moho.

¿Cuáles serían los quesos aptos para consumir?

Primeramente los médicos no desaprueban el consumo de queso parmesano, recomienda el consumo moderado de este queso durante el embarazo, ya que de igual manera posee muchos nutrientes. También existen quesos que son más recomendados de consumir en el transcurso del embarazo, estos son el queso cheddar, Edam, emmenthal, feta, gouda, mozzarella que son tipos de quesos que son pasteurizados y son frescos, por eso son más aptos para ser consumidos en el embarazo. Los quesos que se deben evitar es el burgos, camembert y a toda instancia se tiene que evitar consumir el queso azul como el roquefort o el de cabrales.