Aprende a organizarte en casa como mamá primeriza

Siempre las mamas primerizas buscan la manera de tener su casa organizada de la mejor manera para la llegada del bebé. Son detallistas, ocurrentes y tratan de tener lo mejor para su bebé. A parte de tener todo lo mejor posible también buscan el cómo mantener una vida organizada luego de la llegada del bebé.

Que hacer antes de la llegada del bebé

Lo primero que debes hacer es buscar todo lo necesario para tu bebé, los biberones, el tipo de chupón, la leche que van a necesitar y una cantidad considerable para no preocuparnos por esas primeras semanas o el primer mes. Los pañales también son cruciales, los bebés necesitan de una gran cantidad de pañales y más los primeros meses.

Algunas mamás hasta prefieren tener cierta cantidad de pañales de varios tamaños como una reserva para más adelante. Los bebés, requieren de ciertos cuidados de higiene y que mejor manera de prepararse que tener lociones, jabones, shampoo, toallitas húmedas y demás cosas para ellos y su cuidado.

Es bueno que también tengas ciertas cremas para irritaciones que pueden presentar por el uso de pañales. Algunas cremas también ayudan a los cólicos de los bebés y para las relajaciones musculares o masajes que muchas madres pueden generar a sus hijos para su comodidad y relajación.

Ropa ya sea para tu hijo, desde medias hasta bragas, ropa de cama, toallas y todo lo necesario para abrigar y mantener vestido y arropado a tu bebé. Tampoco podemos olvidar los accesorios para las madres embarazadas. Ropa cómoda, cremas que ayuden a esas marcas que pueden aparecer en el embarazo. Muchas de estas cosas deben estar cuidadas y lavadas para el tu uso y la del nuevo miembro de la familia.

Consejos para toda la vida y más si eres primeriza

No importa si crees conocer todas las respuestas, o si crees que debes hacerlo todo tu sola. El pedir ayuda o consejos no es malo y si eres primeriza más aún. No te sobre esfuerces en vano. Recuerda que sobrepasarte en algunas tareas no solo repercutirá en ti si no en el cuidado de tu bebé.

Se sabe que tener un bebé las primeras semanas será difícil, no estamos acostumbradas a esa responsabilidad y solemos cometer ciertos errores que toda madre primeriza puede tener. Pero no permitas que esto te deprima, ningún bebé viene con un manual para sus cuidados.

Bueno las abuelas son buenas para eso y las madres también, pero no siempre estarán ahí para ti, eso no significa que por esa razón te desesperaras y dejaras que el estrés te alcance por completo, así que paciencia y mucho amor y dedicación para que puedas aprender siempre y no repetir las mismas cosas y hacerlas de mejor manera.

Descansa todo lo que puedas, aprovecha cada momento en que tu bebé está durmiendo para tener un tiempo para ti u descansar. Es muy común que algunas veces que vayas a comer tu bebé se despierte, así que aprovecha cada oportunidad que se te presente. Trata de tener un buen empleo del tiempo.

No se trata de hacer todo a un tiempo imposible. Organízate para así poder hacer todo lo que puedas en esos cortos periodos de tiempo que tu bebé te dé la oportunidad para hacer. Y si no puedes, pide ayuda y trata de no quedarte con todos eso dentro de ti. No estás sola y aun si eres madre soltera muchas personas pueden darte una mano. Siempre se presentará esa persona que te dé una mano.