Aprende como enseñar a tu hijo a ir al baño

img

Antes de enseñarle a tu hijo cómo ir al baño, debes asegurarte de que está completamente preparado para esto ya que forzarlo puede ser contraproducente.

Es recomendable que antes de iniciar este proceso te hagas las siguientes preguntas: ¿camina y se sienta solo?, ¿obedece instrucciones simples?, ¿intenta imitar adultos o a sus hermanos mayores?

También debes saber que no existe una forma única de lograr esto, así que lo que funcionó con primero hijo probablemente no funcione con todos.

Determina si es el momento ideal

Como ya hemos mencionado, no es para nada recomendable que comiences este proceso si el niño no se encuentra completamente preparado para este desafío. También es importante que te tomes el tiempo necesario, así que si te encuentras muy ocupada, tu pareja no te puede ayudar o no te sientes del todo bien, lo mejor es dejar esto para otro momento.

Por otro lado, no debes ceder ante la presión ejercida por familiares externos con respecto a este tema. Debes explicarles que entiendes las buenas intenciones que tienen al decirte eso, pero que tú prefieres esperar un poco más por unas cuantas razones.

Encuentra el equipo necesario

Para enseñar a tu hijo a ir al baño necesitas uno de esos asientos que se añaden al WC. Existen muchísimos diseños, así que puedes escoger el que más te llame la atención.

Eso sí, recuerda que lo importante es que el niño pueda apoyar los pies en el suelo para que tenga la estabilidad necesaria.

Comienza una rutina

Crear una rutina es esencial para lograr que tu hijo aprenda a ir al baño, así que todos los días a la misma hora deberás llevarlo al asiento que adquiriste para que de esta manera cree un hábito y se acostumbre al asiento.

Si no quiere sentarse, no debes forzarlo a hacerlo, o al contrario no debes obligarlo a mantenerse sentado si no quiere. En estos casos, lo mejor que puedes hacer es guardar el asiento e intentarlo de nuevo unas cuantas semanas después.

Dejar los pañales

Una vez que el niño ya está acostumbrado a sentarse en el asiento, tu siguiente reto es lograr que lo haga sin pañal. Esto requiere de mucha paciencia, ya que es bastante raro para el niño sentarse sin ropa; por este motivo, debes explicarle que de esa manera lo hacen papá, mamá y sus hermanos (si es que los tiene).

Siempre recuerda que la idea es incentivar al niño, no forzarlo, así que si no hace nada la primera vez no lo obligues y mucho menos se lo exijas.

Incentiva la independencia

Debes asegurarte de que el niño sepa que puede usar el baño por si solo cuando él quiera, pero también es importante que sepa que te lo puede pedir. Para lograr que se haga más independiente, puedes dejar que ande sin pañal por la casa durante un rato.

Si hace sus necesidades por su cuenta, puedes elogiarlo pero no debes exagerar. Tanta atención puede causar nerviosismo o vergüenza en el niño.

Entrenamiento nocturno

Mientras comienzas este proceso, es mejor que le pongas pañales para dormir y le haces saber que si se despierta con ganas de ir al baño puede llamarte.

Si pasa varias noches sin mojarse, pues es momento de comenzar el entrenamiento nocturno. Debes poner un impermeable entre la sabana y el colchón en caso de que ocurra un accidente, pero acuéstalo sin pañales.

Si no notas ningún tipo de progreso, es mejor que vuelvas a los pañales e intentes después de unas cuantas semanas.

 

This div height required for enabling the sticky sidebar
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap