¿Por qué a los bebés les gusta sintonizar el pezón?

img

Me gustó mucho este artículo de Crianza Natural. Mi hija es de las que “sintoniza el transistor” cuando estoy en pijama y queda libre el otro pecho.

Pues resulta que la costumbre de los bebés de jugar, acariciar, tocar, apretar y estirar el pezón que queda libre, se conoce como “reflejo de sintonización” (así es, pues parece que buscaran la mejor estación de “radio teta”). Más allá de que para algunas mamás pueda resultar molesto, esta particular costumbre no tiene nada de malo y cumple una función instintiva: estimular el reflejo de eyección de la leche.

Así que si como yo, estás pasando por esto, no te preocupes: no es un plan de tortura que tiene tu bebé, ni un vicio extraño. Simplemente es su instinto de mamífero que no quiere que cese la producción de leche; una estrategia amorosa de caricias para estimular un pecho mientras se alimentan del otro.

Tiene una base biológica y es que es una forma de estimular un pecho mientras toman del otro, para que si cambian de seno ya les fluya la leche enseguida.

Ahora que ya lo entiendo me resulta más fácil acompañar y entender sus instintos, eso sí, poniéndole límites si es que me llegara a sentir incómoda o en ciertas situaciones sociales en las que no quiero sacar mis dos pechos al aire para que él delante de todos sintonice mi teta. (no tengo problema con amamantar en público, pero prefiero hacerlo con una teta por vez )

Cuando eso sucede, le digo al oído, ahora no puedo amor, esta teta está dormida y le cojo suavemente la manito para acariciársela o le presto un collar de lactancia que no me pongo, pero que tengo en mi pañalera para que se distraiga.

También es buena idea hacerle cosquillitas en la mano, redirigir su brazo o preguntarle si quiere tomar de la otra teta. A veces es algo tan simple como eso.

No me imagino de ninguna forma a nuestras antepasadas ocultándose para amamantar en público. Cuando una mujer da de mamar a su criatura, está realizando una acción tan antigua como la vida misma, imprescindible para la vida y para la especie. Sin ese acto no estaríamos aquí, te lo aseguro.

This div height required for enabling the sticky sidebar
0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap