Razones por la que un bebé debe gatear

El orgullo de cualquier padre o madre es observar a sus hijos dar sus primeros pasos, en este contexto verlos arrastrarse por el suelo es algo que los mantiene preocupados por las bacterias, el sucio y demás elementos inherentes en ellos que pueden afectar su salud.

Aunque parezca contradictorio la idea de un infante deambulando por la superficie lleno de sucio es beneficioso para su actividad motora, no es de extrañar que a toda madre lo que menos quiere es ver a su hijo arrastrándose por ahí y que comience de una vez a caminar.

Razones por las cuales un bebé debe de gatear

El gateo es importante para el ser humano en sus primeros meses debido a su contribución al desarrollo en los dos hemisferios del cerebro. Más que el arrastrarse en sí la importancia radica principalmente en la organización de patrones, el cerebro empieza a direccionar los pasos, hacia donde el bebe plantea dirigirse ya sea por curiosidad o por el solo hecho de movilizarse.

Permitiendo de esta forma al bebe aprender cosas tan naturales como acomodar la vista a relativas distancias, una habilidad de reconocer el espacio que lo rodea además de fuerza en brazos y piernas.

Los padres se esmeran en que su hijo de sus primeros pasos incluso cometen el error de forzarlos a tenerlos de pie, desconociendo hechos naturales y tan relevantes como que físicamente no pueden levantarse debido a que sus caderas no están desarrolladas pata tal acción.

Andar a gatas no es una opción es un comienzo a un nuevo mundo de posibilidades en primer lugar físicos por contribuir al fortalecimiento de sus extremidades, espalda, cuello y articulaciones además del desarrollo de sentidos como tacto y vista.

Beneficios en el gateo

Entre otros beneficios se encuentran:

  • Enfoque visual, una vez que el bebe empieza a colocar sus manos en el suelo desarrolla la percepción al enfocar la vista en un solo punto. Esto ayuda en la detección de problemas visuales a corta edad.
  • Refuerza la tensión en manos y muñecas.
  • Desarrollo de la coordinación mano-ojo.

Cabe acotar que el gateo es natural así como el caminar nace en cada individuo y no debe ser forzado por lo tanto, el niño a su propio ritmo desarrollará su nivel de autonomía para desplazarse, en un primer momento parecerá que no puede; aunque es por lo el incremento en el uso de músculos que anteriormente no usaba.

Es ahí cuando empieza el reconocimiento de los brazos y piernas para un objetivo específico ayudarlo en su movilización e inconscientemente el niño empieza a notar el verdadero sentido de sus extremidades. El gateo es indispensable para el ser humano, despierta la curiosidad del mundo que rodea al infante, comienza a convertirlo en un ser independendiente en sus movimientos.

Muchos padres cometen el error de omitir y prefieren el uso de andaderas para que comiencen a caminar más rápido pero es falso debido a que sin piernas desarrolladas para marchar no importa el aparato que colocan, el gateo es importante por ser el primer paso del ser humano en abrirse camino en un mundo nuevo de posibilidades infinitas