Quien abandona a sus hijos tarde o temprano se arrepentirá

Cuando la relación está comenzando todo es más bonito, van al cine, al parque, se regalan flores, chocolates y el amor nunca falta. Sin embargo, a medida que van pasando los años, se convierte en una situación difícil.

Las relaciones tienen que enfrentar las adversidades y los retos que se presentan, a fin de cuentas de eso se trata una familia, de dar protección, amor, apoyo y respeto. Llega un momento en el que uno de los dos se desvía, abandonando a su familia.

Las emociones

El abandono hacia una pareja es trágico, especialmente en el caso de los niños, debido a que sufren más que la madre o el padre. Comienzan a pensar que son los culpables de la destrucción de la familia, lo cual no es así.

La infidelidad significa que van a aparecer una serie de emociones como odio, rencor, tristeza y al final, arrepentimiento. Cuando la madre o el padre abandonan el hogar, se podría decir que se están haciendo un daño sin ni siquiera saberlo.



El tiempo

Al pasar los meses y los años, la persona infiel se da cuenta que extraña a su familia, extraña esos momentos de felicidad y bienestar junto a su hijo, arrepintiéndose de no haber pasado el tiempo suficiente con ellos.

Notará que realmente existen personas en esa casa que lo amaban y en ese momento sabrá que estuvo mal lo que hizo.

No pensó en las consecuencias

La mayoría de las personas se dejan llevar por si mismas, por consiguiente, no se percatan de los resultados.

En pocas palabras, defraudó a la familia, debido a que siempre tenía la mentalidad de que no pasaría nada o que fue cosa de una sola noche. Después, tendrá que aceptar la cruda verdad.

Lo perdieron todo

Tarde o temprano notarán que perdieron a una esposa fiel, cariñosa, sincera, hermosa y amorosa, la cual estaba dispuesta estar en las buenas y en malas.

No solo eso, también perdieron a su hijo. ¿Y qué clase de ejemplo recibirá de su padre o madre al saber lo que hizo? Es un factor totalmente negativo en la vida del niño.

Las justificaciones no serán suficientes para reparar el daño que causó en la familia, y de un día para otro estará completamente solo.

Los sentimientos

Expresar los sentimientos es esencial, tanto para el hijo como para la pareja; los hombres suelen esconder sus sentimientos, lo cual es un error fatal. Es extremadamente importante expresar los sentimientos para que la pareja y el niño puedan entender la situación.

Los problemas no se resuelven con gritos o venganza, lo mejor es dialogar, es fundamental contarse toda la verdad.

La pareja se arrepentirá de haber abandonado a su propio hijo, de no haber compartido tiempo con él, creándole un remordimiento de conciencia.

Además, el niño debe entender que son inconvenientes que se presentan, él no debería preocuparse o sentirse mal por un error que cometió la pareja.

No obstante, lo primordial es el bienestar del hijo, hablar todo lo días con él para que se sienta querido y amado.