Qué efectos tiene ponerle música al bebé cuando estás embarazada

Muchas veces los padres se preguntan…

¿Los bebés pueden nacer más inteligentes si escuchan a Mozart?

La música clásica estimula la percepción espacial cuando los niños ya son más grandes y no al nacer, este fue el resultado de un estudio de la Universidad de California-Irvine.

La realidad es que al escuchar a Mozart no convertirá a los bebés en genios, sino les ayudará a tener una mayor capacidad de abstracción espacial. Esta se trata de la capacidad del individuo para visualizar objetos en su mente, imaginar un objeto en diferentes posiciones, sin olvidarse de alguna característica.



Para llegar a esta conclusión, se dividió a 36 niños de secundaria en tres grupos. El primer grupo escuchó una pieza de Mozart llamada Sonata para dos pianos en D Mayor K488. El segundo grupo estuvo en silencio ese tiempo. El último escuchó música de auto-hipnosis.

Posteriormente, se les ordenó a los niños resolver una prueba que consistía en tratar de desdoblar mentalmente un papel para averiguar qué forma tendría la hoja. Los que escucharon la música clásica de Mozart obtuvieron una calificación entre 8 y 10 puntos más a comparación de los otros niños en el test IQ de percepción espacial.

Sin embargo, en este estudio no se afirmó que la música clásica tuviera un efecto permanente sobre la inteligencia de los niños. No obstante ese efecto de escuchar Mozart para reconocer las formas en el espacio que uno se encuentra, puede durar alrededor de 15 minutos. Según los investigadores, este cambio se debe a que la música clásica estimula la corteza cerebral en zonas en donde se tiene el fin de reconocer formas.


Daniel Willinghamm profesor de psicología de la Universidad de Virginia, explicó que la mejor manera de hacer que el bebé aprenda mucho más rápido es leerle libros, ya que escuchan la voz de los padres y esto les da mayor facilidad al aprendizaje.

Por otro lado, según informes de la Dra. Alexandra Lamont , de la Universidad de Leicester, actualemnet se ha descubierto que los bebés, durante el primer año posterior a su nacimiento, pueden acordarse y tener preferencia por la música que oyeron cuando estaban en el vientre materno. Los bebés probablemente desarrollan una sensación de “familiaridad” con la música que oyen durante su gestación.

Ponerle música a un bebé no tiene ningún efecto perjudicial. al contrario relajante muy para el niño. Recuerda que también una de las mejores maneras de hacer que nuestro bebé aprenda más rápido es leyéndole libros.