Primos de la misma edad llevan una relación muy especial

Todo el mundo tiene ese primo o prima favorita, son parte de la familia, por lo tanto existe un vínculo irrompible, de hecho, son las primeras personas que recordamos cuando se comienza a hablar de la infancia y lo maravillosa que fue, se podría decir que, han creado recuerdos que perduraran para toda la vida, especialmente si son primos o primas de la misma edad o cercana.

Muchas veces existe una conexión especial muy fuerte con tu primo o prima, realizando actividades juntos fortaleciendo ese vinculo que poco a poco se va haciendo más fuerte al pasar los años, una bella relación de hermandad para toda la vida sin importar la distancia siempre tendrás un hermano o hermana a tu lado para apoyarte en cualquier momento.

El hermano o hermana que deseas: Seguramente hayas encontrado muchas fotos de ti y tus primos, en donde se encontraban en el parque de diversiones, en la playa, en una reunión familiar, etc. Es algo que no se puede olvidar, debido que se seguirán viendo constantemente hasta que sean adultos, en pocas palabras, se podría decir que fueron y serán un apoyo.

Cuando eres pequeño, uno de tus mejores amigas era tu prima, sin duda alguna era una relación de infancia especial, aún más si eres hija único, dado que ves a tu primo como el hermano o hermana que siempre quisiste, estaba ahí siempre para ti, jugaban en las reuniones, se contaban secretos, reían todo el día sin parar y se apoyaban el uno con el otro en todo momento.

De hecho, se realizó un estudio en donde 10.000 casos vieron a sus primos como los hermanos que nunca tuvieron, a causa de que podían hablar tranquilamente sobre sus temas personales sabiendo que no se lo contaría a nadie más, era una persona de confiar.

Las ventajas de tener primos de la misma edad

Una de las principales ventajas de tener primos de la misma edad, es que tienen y comparten muchas cosas en común, posiblemente hablaban horas y horas sobre su personaje favorito de alguna caricatura, jugaban sus deportes preferidos, veían televisión juntos o incluso compartían los mismos juguetes o cosas cuando eran niños.

Además, se debe tener en cuenta que fueron criados bajo el mismo concepto familiar, es por eso que se sentían cómodos estando juntos y era otra razón para  jugar, divertirse y para desarrollar sus habilidades en todos los aspectos, especialmente en el aspecto social, de esta manera aprendieron a compartir, amarse, quererse, respetarse, entre muchos valores más que este hermoso vinculo les dio.

Otro de los mayores beneficios es que tienen una relación tan estrecha, se podría considerar más como un amigo o un confidente; por otro lado, es un factor positivo el hecho de no verse a veces todos los días, de esta manera se evitaban disgustos, peleas y conflictos sin necesidad, algunos podrían ver la distancia como un gran problema, pero lo que no saben, es que puede ser un aspecto ventajoso para la relación entre ambos.

Tienes que tener en mente que comparten a los mismos abuelos, por consiguiente, sus lazos familiares son mucho más fuertes, existe también un cierto compañerismo tanto en las situaciones malas como en las buenas en donde ese fuerte vinculo se fortalece aún más por todas aquellas vivencias en las que siempre estuvieron juntos en la alegría y también en las tristeza.

Los primos siempre te van a comprender, y estarán ahí a tu lado especialmente si tiene una edad cercana o, dado que pueden de alguna forma entender mejor tus sentimientos o tus reacciones ante ciertas circunstancias familiares o problemas en los que estés viviendo en ese momento.

Es fundamental valorar a un primo o prima de la misma edad, dado que no todos gozan de ese beneficio. Puede que ahora que se encuentran más mayores y no sean tan cercanos como lo eran antes, pero seguramente te emocionas cuando ves a tus primos y bromean sobre la familia con total confianza.

Sin duda alguna es un lazo muy fuerte tener un primo o prima en tu vida, esa persona con la que sabes que siempre contarás en cualquier situación, y que ahí estará para darte su apoyo incondicional y sincero sin esperar nunca nada a cambio.