Por qué las mujeres guapas a veces se enamoran de hombres feos

Si alguna vez te has preguntado si las chicas guapas salen solo con chicos guapos te tenemos la respuesta: ¡No! Estudios científicos nos revelan que en realidad la mayoría de las veces las mujeres guapas se enamoran de hombres feos.

No, eso no suena muy coherente por lo menos por el lado de la chica. Al parecer está en desventaja porque, podría tener ¡al hombre que quieras! ¿No? Pues no, tal vez no te lo creas a la primera pero veamos las cosas desde otra perspectiva.

¿Por qué a veces las mujeres guapas se enamoran de hombres feos?

Hay muchas razones, y después de que te las mencionemos, la idea de que las guapas busquen más a los feos que a los galanes dignos del cine no te parecerá tan descabellada.

  • Un hombre feo se esfuerza más: Las chicas guapas tienen siempre muchos hombres tras de ellas, y si es un chico igual de guapo tal vez esté en las mismas condiciones, un chico feo no. Por lo tanto se esforzará más en conquistarla y en hacerla feliz.
  • Son más seguros: Los estudios demuestran que los chicos menos guapos sienten que han sido premiados con la chica guapa, y si es así, algo especial deben de tener. Eso les hace sentir más confianza y actúan más seguros de sí mismos.
  • Nada que perder: Un chico que no tiene muchas propuestas no tiene mucho que perder, por eso hacen lo que sea por conquistar a la chica guapa.
  • Cuestión de equilibrio: Tal vez sus caras no parecen talladas por los ángeles, pero vaya que sus atenciones si son dignas de los mejores libros de poesía de Neruda. Un hombre feo te puede hacer sentir como una reina.

  • Necesitamos respaldo, no competencia: Un chico excesivamente guapo lo que más ama es eso, seguirse viendo guapo, no preocuparse si su chica solo quiere un abrazo o ver una peli acurrucados. Ahí un chico feo si puede complacerte.
  • ¿Guapo de una noche o un feo para toda la vida?: Una mujer guapa regularmente siente que los hombres la buscan solo para una aventura, más si son guapos. Las chicas que quieren una relación seria y duradera buscan más a un hombre feo pero que las entienda y valore.

Por supuesto que no es una regla. Bien sabemos que de gustos y colores han escrito los autores.

Algo si podemos entender la próxima vez que vemos a una belleza digna del cine con un feo que parece su chofer. La belleza no lo es todo, y más vale un chico feo pero amoroso y atento que un guapo pero cretino y creído.

Juzguemos menos el amor y las apariencias, mejor enfoquémonos en encontrar en la otra persona las características que nos dan felicidad, nos hacen sentir queridas, apoyadas y comprendidas.

Menos caras bonitas, poses de revistas y músculos trabajados rociados con aceite y brillando bajo el sol. Mejor más abrazos sinceros, más besos espontáneos a plena luz del día y personas a quien no nos de pena amar en público.

¡De eso se trata!