¿Los bebés se mal acostumbran en los brazos?

Cuando te conviertes en madre todos siempre creen tener mucha más experiencia que tú, y aunque pueda ser cierto, la verdad es que el mundo de las madres se hizo para aprender cada día de él. Pero la verdad es que muchas de las lecciones o consejos que te puedan ofrecer, en muchas veces se convierten en los mitos más grandes de la maternidad y empezaremos con uno en particular.

¿Los bebés se mal acostumbran en brazos?

Este es uno de los grandes mitos que rondan en todo el asunto de la maternidad, todos creen que los niños crecen malcriados y que utilizan los brazos como un arma para manipular la atención de la madre. Pero la verdad es que, un bebe con apenas unos cuantos días de nacido aún no tiene la capacidad de manipular a su madre con su llanto.

Pero todo esto ha creado el mito de que tener a tu bebe en brazos constantemente no es bueno, sin embargo, aquí te daremos razones por las que no debes creer en esto. Primeramente, porque aun después de todos, muchas personas creen que los bebes lloran para llamar la atención de su madre, y esto genera dependencia arraigada con el paso de los años.

Y que esto es que los niños son malcriados que buscan atención de su madre constantemente, lo que a muchas madres les cuesta las actividades de su rutina diaria, convirtiéndose en el foco de atención del pequeño bebe. Por lo tanto, los niños se vuelven posesivos capaces de controlar a plenitud la voluntad de la madre con su llanto para que ella deba dedicarse a él todo el tiempo posible.

Es un mito falso

Un bebe con apenas unos meses de vida no es capaz de manipular a su mama con el llanto, y no tiene ninguna técnica para conseguir atención constantemente. Claro está que, estos comportamientos los adquieren a medida que van creciendo pero en una etapa tan temprana de su desarrollo, solo lloran cuando algo sucede y necesitan del cuidado de su madre.

El llanto de los recién nacidos puede ser por hambre, sueño, algún malestar o molestia. Principalmente somos animales y como mamíferos, los bebes indefensos necesitan la cercanía de su madre, como fuente de alimentación, protección y para tener un buen desarrollo físico y mental.

Además, los vínculos entre bebe y madre son muy fuertes, así que, él bebe necesita la cercanía de piel con piel para reforzar los vínculos afectivos que vienen desde el útero de la madre. Para un bebe, el calor de su madre es reconocible y beneficioso para él una vez que este fuera del útero de su madre.

Por otra parte, conforme los niños van creciendo van adquiriendo independencia y no quieren pasar todo el día en los brazos de sus padres sino estar con otros niños de su edad. La edad de brazos usualmente termina en los dos años de edad, cuando ya están grandes y pesados, por lo que, no podemos tenerlos en brazos. Así que, hay que aprovechar estos dos escasos años de cercanía.