¿Es normal tener palpitaciones?

En el momento en que una mujer queda embarazada, comienza a aumentar el volumen de la sangre Esto es debido al crecimiento y nutrición que necesita el bebé. Este incremento muchas veces puede dar algo de preocupación, porque pueden presentarse palpitaciones.

Las palpitaciones son una de esas molestias típicas causadas por el incremento del flujo de la sangre. Al igual que aparecen las palpitaciones, puede aparecer el dolor de cabeza, las hemorroides, edemas, el cansancio en todo el cuerpo y, por último, algo que tiene un efecto parecido a las palpitaciones, conocida como taquicardia.

Efecto del volumen sanguíneo

Este tiene un efecto en el corazón que hace que tenga que trabajar hasta un cincuenta por ciento más rápido que en un cuerpo normal, haciendo normal las palpitaciones en las mujeres embarazadas. Este efecto puede suceder durante los primeros tres meses, pero van a ir aumentando estas pulsaciones en el segundo trimestre.

¿Por qué es algo normal?

Esto es un trabajo que realiza el corazón para que ambas personas subsistan, es necesario aumentar el nivel que corre por la sangre para llevar los nutrientes a todo el organismo tanto de la madre como del feto, por lo cual también puede aumentarse la frecuencia cardíaca, lo que en otras palabras aumenta los latidos de corazón contrayéndolo con una mayor frecuencia y fuerza.

Palpitaciones y taquicardia

Pueden suceder porque el útero va aumentando y los órganos necesitan reajustar su espacio, especialmente los pulmones y el corazón, que tendrán menos espacio. En todos los casos, el corazón se desplaza hacia su izquierda por lo cual también es afectado el funcionamiento del mismo, lo que se siente en el pecho de la persona.

Es una sensación normal que a cualquier mujer embarazada le puede pasar que se sienta el corazón como un motor con mucha fuerza, lo que también tiene el nombre de taquicardia. Puede pasar al realizar un esfuerzo muy grande o solo porque haces un movimiento que te haga respirar mal, como puede ser acostarse boca arriba. Para calmar el corazón tienes que respirar profundo y calmarte.

Factores que influyen en las palpitaciones

Estas pueden ser influidas por medios externos, tales como el estrés causado por tu entorno, la ansiedad, los esfuerzos que te dejan exhausta y un estilo de vida que no es el apropiado, por lo cual son factores que debes evitar, procura dejar atrás las preocupaciones.

Otro consejo que se debe tomar en cuenta es el de no engordar demasiado, no comer demasiada grasa, hacer ejercicio de forma adecuada y moderadamente, dormir de un lado y no boca arriba, descansar lo máximo que se pueda cuidando siempre que lo que se come sea lo más sano posible y que te encuentres bien nutrida en todo lo posible.

Aunque suele ser algo normal no deberías de confiarte porque si se llega a aumentar este problema o síntoma puede ser una señal de alarma, lo mejor es visitar al médico frecuentemente para que no les pase nada ni a ti ni al bebé.