Entre amigas se contagian las ganas de quedar embarazada

En algunas oportunidades cuando una amiga comparte la emoción de estar embarazada las demás se emocionan también por ese bello ser que va a nacer y quieren también tener un niño. Efectivamente esta circunstancia fuera de lo normal despierta mucha incertidumbre y a la vez curiosidad de porque se contagian las ganas de quedar embarazadas.

A medida que va pasando el tiempo, suele seguir sucediendo que en los equipos de trabajo donde la mayoría son mujeres y han conformado una gran amistad si una sale embarazadas al cabo de un tiempo también las demás salen embarazadas, lo que lleva a indagar sobre este tema.

En la actualidad se han realizado diferentes tipos de estudios que dieron como resultado que esto no se trata de ficción, más bien es algo más simple si una sale embarazada a las demás se les contagia las ganas de tener un bebé. Sin embargo, estas ganas de embarazarse no se tratan de algo fisiológico. La gestación no es una virosis que se trasmite de un individuo a otro como compartir un dulce.

Una muestra seria la apreciación cognitiva que brota sobre el deseo y se cristaliza convirtiéndose en el equipaje de una persona; por lo cual, se puede decir que es algo psicológico.

Evidentemente, estas circunstancias anómalas no ocurren en todas las féminas, se debe destacar que este fenómeno ocurre en aquellos casos que las mujeres no tienen un propósito de su vida estable. Seguidamente te comentamos algunos cambios que suelen producirse según sea el ambiente de cada fémina.

Anhelar la maternidad

Cuando la fémina tiene sentimientos encontrados al observar a mujeres compartiendo el goce de un niño, es algo que en que ella se visualiza enormemente, y empieza a sentir el deseo de la maternidad, por el cual ella a través del tiempo puede llevarlo a cabo y cumplir lo que más anhela en el mundo ser madre de un hermoso bebé.

La maternidad suele ser la circunstancia que vive toda mujer en algunas etapas de su vida, en donde disfrutaran ese sentimiento de amor y a la vez angustia por ese bebé que viene en camino. Pero, es la etapa más maravillosa de la vida de toda mujer y sin duda la única experiencia que como mujer podrá alcanzar.

Confiar en si misma

Estar embarazada y la etapa del parto son dos circunstancias muy distintas, por lo cual conllevan en la mujer a presentar mucha intranquilidad. Pero, si dentro de su ambiente tiene a otra mujer que haya pasado por lo mismo y esta se lo hace saber, ella se sentirá más segura para salir con éxito en esta transición natural.

Es importante conservar la calma y hablar con otras mujeres y sin son contemporáneas mejor ya que las experiencias vienen siendo similares y dará la confianza que pueda necesitar en ese momento tan especial.

El conversar sobre el tema llevará a la mujer a conseguir mayor confianza en sí misma y se sentirá más confiada y segura. Y si se tratara de un grupo con personas de la misma edad es mucho mejor, donde prevalece la similitud de vivencias y se compenetraran mejor.

Convertirse en madre es la experiencia más hermosa que una mujer puede tener. Sabemos que no existe manual para ayudarnos a ser una madre perfecta, lo importante es el amor, cariño y la armonía.

Estar embarazada es una bendición, al igual que ser madre, nunca terminarás de estar completamente lista para serlo, ya que cada día será una experiencia nueva para ti, tendrás momentos de felicidad, ansiedad , tristezas , diversión, haciendo que todas esas emociones hagan que tu vida tenga un propósito , ya no vivirás solamente para ti.

Por ultimo

También hay que recordar que es de suma importancia que un bebé tenga un papá y una mamá, siempre será recomendable que mantengas una buena relación con tu pareja para que ambos puedan gozar de esta bella experiencia, y así el bebé sienta el cariño y amor desde el vientre junto con su mamá.

Sin duda alguna las mejores experiencia en la vida es la de convertirse en padres, no existe nada con lo que se pueda comparar, así que si ha llegado esta bendición a tu vida, no la desaproveches vívela y disfruta que vale la pena.