Criar a un hijo sola es duro, madre y padre al mismo tiempo

Todos sabemos que ser madre soltera no es una experiencia fácil, especialmente aquellas que han tenido que vivir esta experiencia en carne propia. Tienes que darle todo lo tuyo a tu hijo (e incluso más), educación, alimentación, valores, etc.

Hoy en día existen un sinfín de madres o padres solteros, para ello existen diversas causas, como por ejemplo: el abandono o la pérdida física de la pareja. Es un momento difícil, pero siempre se debe seguir adelante.

En este artículo te facilitaremos una serie de consejos, los cuales puedes aplicar día a día. Si quieres saber más, sigue leyendo.

Hace muchas décadas atrás estaba muy mal visto ser una madre soltera, ahí comenzaban a llegar las críticas y tal vez era un poco más difícil manejar la situación. Sin embargo, en la actualidad todo eso ha cambiado.



En el momento del embarazo existen una serie de emociones y síntomas, los cuales pueden ser fantásticos o traumáticos para la mujer, todo depende del caso. No obstante, a medida que va pasando el tiempo la pareja se va alejando.

En pocas palabras, estas son personas que no estas dispuestas a acarrear la responsabilidad, se asustan y empiezan a llegar una gran cantidad de pensamientos a su cabeza.

Es triste y trágico pensar que ibas a estar con tu pareja por el resto de tu vida y de un día para otro todo cambie. Pero recuerda que esos no son motivos para desanimarte, tienes un bebé en camino y tienes que prepararte psicológicamente.

La ansiedad

Un síntoma muy común en los padres o madres solteras, pero siempre llega un punto en el que estás feliz porque tus hijos se encuentran bien de salud y tienen todo lo que necesitan.

No obstante, de alguna manera comienzan a llegar pensamientos negativos, como: ¿Si me despiden del trabajo? ¿Saldré adelante yo solo sin la ayuda de una pareja? ¿Le tendré que pedir ayuda a mis padres de nuevo?

Son preguntas muy frecuentes, pero a pesar de ello podrás seguir con tu vida, todos los días se presentan nuevas oportunidades y obtienes nuevas experiencias.

Pareja ausente

Es esencial transmitirle al niño o niña la seguridad que necesita. En algún momento preguntará por el padre o la madre, así que evita describir a tu ex pareja como una persona malvada.

Se debe tener ese sentido de madurez para que el niño entienda que con ustedes dos es suficiente para ser la familia perfecta. Evita el desarrollo del odio o rencor a temprana edad.

Ser madre y padre al mismo tiempo

La mayoría se preocupa por ejercer los dos roles, sabemos que es algo agotador y que se necesita mucho trabajo. Es importante resaltar que no siempre debe ser así, es más que suficiente con inculcarle los valores y ser su confidente o su guía.

Como madre tienes la responsabilidad de establecer límites, enseñarle lo que está bien y lo que está mal, y sobre todo estar ahí para ayudarlo en cualquier situación.

La mamá que cría a sus hijos sola también necesita tener una vida social

Cuando eres mamá y te encuentras criando sola a un hijo, podrías poner toda tu atención, pensamientos y preocupaciones sobre el niño llegando al punto de hasta olvidarse de ti misma.

Tienes que tener mucho cuidado con esto, ya que si no te pones atención a ti misma o tienes una vida social, podrías caer en una depresión.

Trata de que tu familia te pueda ayudar, toma algunos descansos, relájate y no te estreses. Recuerda, que ser madre no quiere decir, que no puedes tener vida social o inclusive darte la oportunidad de conocer a alguien en un futuro.

Para terminar, ser una madre soltera no es nada fácil y aunque cada día puede ser un reto y un nuevo desafío, siempre será ese hermoso vinculo entre tus hijos que te dará fuerzas día a día. como madre estarás muy orgullosa y feliz cada vez que veas el hermoso trabajo que estás haciendo con tus hijos.

 

No te descuides

Es normal que centres toda tu atención y energía a tus hijos, sabemos que quieres lo mejor para ellos y eso es completamente entendible.

Sin embargo, nunca está de más dedicarte un poco de tiempo. Haz una actividad que te guste o pasea con tus amigas.