Cómo ayudar a los hijos con el miedo a los extraños

Algo muy común en el caso de los niños pequeños, es aquel miedo irracional a aquellas personas que desconocen, lo cual puede servir como algo que sus padres no les moleste tanto ya que garantiza que se mantendrán alejados de los extraños.

Pero cuando se trata de el día a día, también sabemos que, al momento de presentarlos, o llevarlos a una zona que usualmente no frecuentan, es natural que ellos comiencen a llorar o se encuentren algo tímidos con aquellos alrededor de ellos.

Alguna vez te has preguntado, exactamente ¿Por qué es que este miedo instintivo existe en los niños? A continuación, te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre esto, y las opciones que tienes para tratar este miedo para poder evitar cualquier berrinche en el futuro.

Características del miedo a los extraños.

A la edad de 7 meses es natural que los bebes comiencen a experimentar lo que se le conoce comúnmente como “angustia a partir de los 7 meses” en términos médicos los pediatras le denominan ” brote de crecimiento”, el cual se caracteriza por presentar: llanto frecuente, irritación, disgusto entre otros; suele suceder con personas extrañas y hasta con personas de su entorno familiar inclusive hacia el propio padre.

Que se puede hacer ante el miedo a los extraños

Para los bebes que atraviesan por esta etapa difícil y también para los padres que se angustian en el proceso, es bueno saber que esto suele durar unos días o semanas dependiendo de como se afronte la circunstancia, es primordial el apoyo principal de la madre pues el bebe buscara ante todo los brazos de su madre para refugiarse y sentirse seguro; por ello es muy importante.

Tener miedo es parte de la naturaleza humana, y es positivo que el bebe lo experimente, así lo asegura para la independencia y seguridad. La especialista Silvia Yankelevich dice lo siguiente: ” hay que permitir que los sientan miedo a lo desconocido porque, al final del día esta en juego su propia individualidad y su seguridad para hacer elecciones.

Recomendaciones adicionales

  • Pedirles a las personas que se acerquen al niño que lo hagan de forma suave y sutil y con un tono de voz bajo.
  • Estar presente en todo momento cerca del bebé cuando se acerquen personas nuevas.
  • Observar la aptitud del niño si presenta llanto, disgusto, nerviosismo debe tranquilizarlo, y buscar formas de entretenerlo en otras cosas.
  • Prepararlos poco a poco para que se adapte a ambientes diferentes y para que vaya asimilando el estar acompañado de otras personas cuando no esté presente sus padres.
  • Tener paciencia y darles tiempo, es un periodo por el que el pasan todos los bebes y los padres.
  • Siempre despedirse cuando lo deje a cargo de alguien de lo contrario si se marcha sin despedirse a futuro puede generar confusión en el bebé, y así evitara que a futuro el bebé presente peores berrinches cuando te vea partir.