A veces las mujeres que aman el ser mamá extrañan la libertad que tenían antes

Ser madre es una de las experiencias más maravillosa de la vida, durante los primeros meses se notan los cambios en el cuerpo o incluso su humor, hasta que llega el día más esperado, el día en el que su vida da un giro de 360 grados. A veces pueden añorar aquellos momentos en los cuales se sentían con más libertar de hacer cosas o actividades que ahora en esta nueva etapa se les haría más difícil realizar.

Algunas personas pueden ver esto como una limitación a ciertas cosas, pero otras lo ven como una nueva oportunidad en la vida. Es un tema que iremos abordando y explicando paso a paso, puede que después que leas este artículo cambie tu opinión sobre este tema que muchas mujeres viven en la actualidad y en ocasiones no saben como sobrellevarlo.

Extrañaras su antigua vida: Posiblemente pienses que antes del embarazo la vida era espectacular, especialmente si eres su pareja o amiga; salías a pasear un rato con ella sin la necesidad de planearlo con días de antelación, iban al cine cuando querían, seguramente disfrutaste incontables viajes, fiestas o disfrutabas de las cosas simples de la vida, como por ejemplo, pasar todo un domingo en la cama viendo películas junto a ella.

Se podría decir que, eran los días de oro, pero ahora no solo tiene que prestarle atención a su pareja o familiares, sino que también debe estar pendiente de su hija o hijo, es una responsabilidad, por lo tanto, se debe trasmitir mucho amor, cariño y atención. Llego la hora de dejar a un lado su antigua vida para dedicarse a su hijo.

Sabemos que es un proceso difícil, la madre esta ocupada todo el tiempo, especialmente cuando el bebé está recién nacido y durante los siguientes meses, debido a que lloran con más constancia y requieren de más atención, por lo que significa que extrañaras esos momentos que pasaste con ella.

La madre conseguirá como máximo hasta solo 2 horas de sueño, no es tarea fácil, pero recuerda que la vida está llena de retos que se deben superar poco a poco. Ahora que ya eres madre tendrás que vivir esta hermosa experiencia que te da la vida y aprender mucho de ella.

En el día, es otra lucha dado a que tienen que prestarle atención desde muy temprano, cambiando su rutina; ten en cuenta que tener niños pequeños en la casa hace que todo sea impredecible, no existen horarios para ser madre siempre tienes que estar atenta a cualquier hora, ya que ahora tienes una hermosa responsabilidad sobre tus brazos.

Recuerda que debes tener paciencia ya que ese pequeño niño el amor de tus ojos está aprendiendo todo lo que ve y los padres son sus maestros.

No obstante, pasar tiempo con tu hijo es una experiencia fantástica y hermosa, tal vez no lo notes los primeros días, pero cuando pase el tiempo, notaras lo feliz que es vivir esta nueva experiencia de ser madre, donde solo tú podrás ver como una personita tan pequeña puede ser todo en tu vida, llenando de amor y alegría ese espacio que solo se llena de amor cuando eres madre.

Está bien que la madre se dedique un poco de tiempo

Por supuesto que existirán días en donde quieras que ella deje a su hijo con la niñera porque la extrañas, además, salir con su pareja o amigas es un aspecto positivo, dado a que siempre se necesita un momento de distracción para que se olvide de tantas responsabilidades.

La maternidad no es fácil, no siempre será color de rosa y alegría, tendrá sus ventajas y desventajas. Está completamente bien si extrañas sus días de libertad y sin limitaciones, todas las mamás pasan por lo mismo y no se deberían sentir como malas madres por querer descanso y tranquilidad; sin duda alguna, es una montaña rusa de sentimientos.

Como amiga, pareja o familiar de la madre, esto podría ser un mensaje: si deseas lucir un lindo vestido y maquillarte, ¡hazlo! no todas las madres deben tener el mismo estereotipo de jeans y camisa anchas, cambia un poco tu look, ve a la peluquería, si quieres descansar un rato haz que tu bebé vea televisión, no permitas sentirte egoísta por solo querer tiempo para ti.

Solo ten presente en tu mente y corazón que hoy vives la más hermosa y bella experiencia que solo una mujer puede tener en la vida y es “El ser madre”.